El esquí y sus lesiones más comunes

En oportunidades llegan a los servicios médicos pedro Luis Cobiella personas que han sufrido diversos tipos de lesiones que han sido originadas por una inadecuada práctica del esquí, o por razones fortuitas en el mismo. Y es que en las temporadas de invierno, este es es uno de los deportes que más es practicado, y por el que sus aficionados están esperando a las primeras nevadas para subir a la montaña y comenzar a deslizarse por la nieve.

Para quien practica este deporte, suele presentar gran cantidad de beneficios, pues ayuda a mejorar la coordinación, incrementa el equilibrio y también contribuye con la resistencia física, aunque no se puede obviar que trae consigo también un aumento de lesiones en esta teen esta temporada. Entre las lesiones más frecuentes de este deporte se pueden mencionar:

Lesiones de rodilla: las lesiones más frecuente al practicar este deporte son la de rodilla, y entre ellas se encuentran:

  • Roturas de ligamentos laterales.
  • Roturas de ligamento cruzado anterior.
  • Roturas de menisco.
  • Fracturas.

Lesiones de hombro: esta es la segunda articulación más afectada y las más comunes son:

  • Fracturas del húmero.
  • Luxaciones glenohumerales.
  • Lesiones en el manguito rotador.
  • Fracturas de clavícula.

Lesiones de tronco: seguidamente están las afecciones del tronco, que incluyen las lesiones de costillas y de la columna. Del mismo modo y proporción se pueden mencionar la afectación en la cadera-pelvis.

Finalmente, otra de la lesión más frecuente en los esquiadores alpinos, es la del pulgar del esquiador, esta es una lesión que tiene su origen cuando la correa del bastón se engancha con el dedo pulgar, lo cual da origen a una hiperextensión del ligamento.

Así mismo, en la práctica del snowboard, un número importante de lesiones son producidas en el miembro superior, razón por la que se daña principalmente la articulación del hombro, presentándose de igual modo, las lesiones que se han mencionado en el caso del esquí alpino. A ello se le puede adicionar la lesión de la articulación de la muñeca, que surgen cuando se pierde el equilibrio en alguna caída hacia atrás, donde la persona coloca la muñeca en hiperextensión.

Los traumatismos craneofaciales también se presentan, pero suelen ser más típicos cuando se practica el snowboard, aunque estos no sean tan frecuentes.

Existe gran diversidad de lesiones que pueden ser sufridas por quienes practican este deporte, pero también existen distintas causas que suelen ser comunes al producirse, entre ellas podemos encontrar:

Preparación física: para su práctica es imprescindible una buena condición física, sin dejar a un lado una técnica correcta. Se debe saber como caer, levantarnos, girar, subir pendientes entre muchas otras piruetas. Para ello, la musculatura empleada no es la que usamos a diario, y es por ello que se hace necesaria una preparación previa.

Cansancio: en su mayoría, las lesiones son producidas en las fases de cansancio, ya que disminuye la atención. En tal sentido, debemos realizar descansos y paradas de acuerdo a nuestro grado de fatiga.

Vestimenta y material incorrecto: Para una adecuada práctica del esquí, se debe usar ropa cómoda, transpirable y antideslizante. La atención especial recae en la bota, con la que debemos adaptarnos de forma anatómica en el pie. Adicionalmente, el uso de casco no debe obviarse ya que es un elemento fundamental a fin de evitar posteriores lesiones en el cráneo y la cara.